¿Cómo se crea el dinero?

La historia reciente de la humanidad siempre ha girado en torno al dinero, cuanto más tenga una persona o un país, mejor calidad de vida y futuro tendrá, ¿pero es siempre esto así? Si el Banco Central Europeo imprimiera y repartiera muchos billetes de 500€, ¿seríamos todos más ricos?

Durante el siglo XIX, y buena parte del siglo XX (hasta 1971, quitando los periodos de guerras mundiales), se utilizó el patrón oro, que consistía en que cada país se comprometía a canjear en cualquier momento la moneda local por su equivalencia en oro, con una tasa fija (por ejemplo, después de la Segunda Guerra Mundial, estados unidos fijó el precio en 35 dólares por onza de oro).

Para que este sistema funcione, los bancos de los países tenían que tener en sus cajas fuertes una cantidad de oro equivalente a la cantidad de dinero en circulación, para garantizar el “valor del dinero”, todo el mundo podía canjearlo. A todos los efectos, llevar dinero era lo mismo que llevar oro encima, pero mucho más ligero, claro.

Las principales ventajas de este sistema, es que no provoca inflación, y que favorece mucho el comercio internacional (aunque las divisas fueran distintas, la tasa de cambio era muy estable, y variaba muy poco).

Con la Primera Guerra Mundial, y después con la Segunda, se suspendió el patrón oro. Los países beligerantes imprimieron grandes cantidades de “dinero nuevo”, y esto significaba, que los países no garantizaba la convertibilidad en oro, no tenían tanto oro para cambiar a quien lo pidiera, esto se conoce como dinero fiducidario, (como el actual). Este dinero no está respaldado por su contravalor en oro (o cualquier otro metal precioso), sino por una promesa de pago de la entidad emisora.

La puesta en circulación de nuevo dinero fiducidario, es causa directa de la inflación (hay más dinero en circulación, habiendo los mismos bienes en el país), y normalmente provocan un periodo de auge económico, que acaba conduciendo a una asignación errónea de los recursos (ya que no proceden del ahorro, sino de préstamos sin respaldo de ahorro previo), y una vez cesa la emisión del nuevo dinero, se produce un estallido económico (burbuja), que inicia un periodo de depresión económica.

¿Tiene esto algún parecido con algún evento reciente en la economía?

Anuncios

La economía del bien común

Quizá sea el comienzo de algo importante. Ahora que parece que se están derrumbando los cimientos del sistema capitalista, podemos hacer dos cosas:

1. Intentar reconstruirlo, partiendo de la misma base
2. Crear un sistema nuevo, con una nueva estructura y con un nuevo fin.

Estoy convencida que todos podemos poner de nuestra parte, sin necesidad de hacer grandes esfuerzos. Estoy convencida que se puede crear un sistema sostenible: un sistema en el que se haga una gestión sostenible de los recursos, de las personas y de los beneficios. Un sistema en el que no haya grandes beneficiados a costa del perjuicio de otros. Un sistema en el que la conciencia grupal sea la base principal, a diferencia de la conciencia individualista.

http://www.economia-del-bien-comun.org/