Diferentes tipos de falacias

En multitud de discusiones podemos observar técnicas recurrentes para intentar llevarse la razón, algunas podrían tener algún tipo de fundamento (el que lo dice se cree lo que está diciendo), y otras veces no tanto…

Hace unos meses, David McCandless creó un curioso gráfico que engloba un buen número de tipos de falacias distintas, agrupadas por tipos. Echándole un vistazo en general, podemos ver que muchos de estos tipos los podemos ver casi a diario, en multitud de medios, conocidos, famosos, vendedores, etc., a continuación comentaré algunos ejemplos:

Apelar a la autoridad: Decir que una cosa es cierta porque un grupo de “expertos” lo dice. Un grupo de 30 científicos e ingenieros han dicho que el calentamiento global no existe.

Apelar a la adulación: Usar un cumplido irrelevante para argumentar algo. Cualquier lector inteligente y sofisticado se daría cuenta de que ese artículo es falso en cuanto lo leyera.

Apelar a los deseos: Argumentar que una cosa es cierta porque se espera que lo sea. El presidente no mentiría, es nuestro líder y un buen político.

Evidencia anecdótica: Desechar evidencias sólidas por algunas experiencias de primera mano. Voy a seguir fumando, mi abuelo fumó dos paquetes al día y vivió hasta los 90 años.

Lógica circular: La conclusión está basada en la premisa que está basada en la conclusión. Saltarse la privacidad de una persona sólo importa a quienes tengan algo que esconder.

Término medio: Si hay dos argumentos opuestos, la respuesta correcta debe estar entre medias. Tú dices que el accidente fue culpa mía y debo pagarlo todo, y yo digo que debes pagarlo tú, así que paguemos al 50%.

Falacia relativista: Rechazar un argumento por ser cierto sólo para una persona o grupo. Puede que eso sea cierto para ti, pero no para mí.

Mitad no distribuida: Asumir que si dos cosas comparten una propiedad, son la misma cosa. Una teoría puede ser una cosa sin comprobar. La evolución es una teoría. La evolución no está comprobada.

Falacia del pescado: Introducir información irrelevante al argumento, para distraer la atención y llegar a una conclusión diferente. ¿Porqué debería el ministro justificar las dietas? Al fin y al cabo, hay otros ministros haciendo cosas mucho peores.

En la versión original (en inglés) podéis encontrar muchos otros ejemplos de falacias. Seguirán intentando colarnos este tipo de argumentos, pero por lo menos nos daremos un poco más de cuenta 🙂

Clase de Economía para Políticos

Señores políticos,

no quiero poner en duda la acción de nuestro gobierno, pues ha llegado al poder con el voto de muchos miles de españoles. Tampoco quiero poner en duda su valía, pues tanto el Presidente del Gobierno como su gabinete de Ministros, poseen un recorrido político, en el cual (quiero creer que) han ido adquiriendo la experiencia con la cual ahora DEBEN gobernar. Y tampoco quiero comentar nada acerca del gobierno anterior.
Pero sí quiero es hacer una pequeña reflexión y hacer una comparación, ampliando la economía de las familias al nivel del Estado, para ver si nuestros políticos pueden entender un poco mejor lo que significa ADMINISTRAR. Porque a veces tengo la sensación que piensan que la economía del estado es algo etéreo que sólo se sustenta sobre las primas de riesgo, el Ibex y el BCE. Señores políticos, hoy quiero contarles lo que hacen las familias medias para llegar a fin de mes. Les aseguro que la economía del estado no es diferente de la que tenemos que aplicar en nuestras casas. Son algunos principios básicos:

– INGRESO/GASTO: Una familia cuenta con los ingresos que tiene y NO GASTA POR ENCIMA DE SUS POSIBILIDADES. Entonces, por qué no se hace esto en el las Administraciones Públicas? Por qué se han endeudado hasta los límites actuales?
– GASTO/DERROCHE: Una familia ahorra lo que puede, sin prescindir de lo necesario, y guarda lo que sobra para cuando vengan tiempos peores. Por qué no se ha hecho esto con el dinero del Estado? Por qué se ha derrochado tanto dinero en tantas cosas innecesarias? Dónde se han ido nuestros impuestos?
– DERROCHE/GESTIÓN: Si a una familia con deudas (casi siempre hipoteca) le toca la lotería, cobra una herencia o similar, lo primero que hace es quitarse dichas deudas. Nunca lo malgasta ni pide más dinero al banco. Por qué el Estado sí? Qué se ha hecho con todos los fondos europeos y todo el dinero que ha recibido de subvenciones, de impuestos, etc?
– HONESTIDAD: Una familia nunca se engaña con el estado de sus cuentas. Siempre está al día de los ingresos y gastos. Hay que ser honesto con la gestión. Por qué no ha sucedido esto en las CC.AA.? Por qué el déficit es tan alto? Por qué se ha engañado a la ciudadanía?

Pues bien, lo que hay en la actualidad es el resultado de hacer lo contrario de lo que se debe. El Estado quemó sus ahorros y ahora, que hay una crisis mundial, no hay colchón para resistir la caída. Y por eso tiene que aplicar las medidas más drásticas de su historia. Y digo drásticas, sí, porque significa que vamos a perder derechos por los cuales nuestros padres y abuelos han luchado incluso hasta la muerte. Tiene eso algún valor para ustedes? Derechos como la sanidad pública, como la educación pública y los derechos laborales, entre otros. Triste es saber que, visto lo visto, no ha servido de mucho. Da hasta vergüenza.

Y por todo ello, señores políticos, pueden al menos resolver mis dudas? O siempre la culpa es de los anteriores, sean del color que sean? Por qué tenemos ahora que pagar sus derroches los ciudadanos de a pie, que no tenemos la culpa de su mala gestión? Por qué no se investiga a los banqueros, altos cargos, dirigentes políticos y todo aquel que haya robado dinero público? Por qué no dimiten los que no hicieron bien su trabajo? Por qué amparan a esas personas que se lucran a costa del pueblo?
Señores políticos, admítanlo. NO SE MERECEN EL PUESTO QUE TIENEN